Equipo Tonic_

    Paz Errázurriz debe ser una de las fotógrafas más reconocidas de la escena nacional, su trabajo, que se vuelve especialmente relevante para leer la escena de los 70 y 80 en Chile, tiene un especial compromiso con el retrato en blanco y negro, con el que explora diversos temas sociales, poniendo énfasis en los mundos y oficios más crudos de la sociedad chilena.

    Su nombre a sonado mucho en el último tiempo, tanto por cosas respecto a su trabajo y como por otras colaterales a él. Su obra estuvo en la palestra por la serie de entrevistas que dio Rafael Garay, el “economista de la televisión”, quien siempre estaba acompañado de una de las series más famosas y reconocibles de la artista cuando dictaba cátedra en algún matinal. También su nombre resuena por la diversa campañas que han llevado que se lleve el galardón del Premio Nacional De Artes, uno que se sumaría a su ya larga premiada carrera: Ansel Adams (1995), otorgado por el Instituto Chileno Norteamericano de Cultura, el Premio a la Trayectoria Artística del Círculo de Críticos de Arte de Chile (2005) y el Premio Altazor (2005).

    Sin embargo ayer se anunció que la artista había sido premiada en el II Premio de Fotografía Madame Figaro Arles, lo que significa una asignación de 10.000 euros, esto gracias a la exposición que presentó en este evento fotográfico internacional que comenzó el pasado 3 de julio, informó este lunes el museo del Jeu De Paume de París. Así la artista muestra en esa ciudad del sureste francés la exposición “Una poética de lo humano”, organizada por el museo parisino en colaboración con la Fundación Mapfre. De esta manera a los 73 años Errázuriz se transforma en la sucesora de Laia Abril, quien había sido la ganadora del primer premio el año 2016.