Equipo Tonic_

    Funcionarios del Louvre en París afirman que rastros de agua se encontraron la semana pasada en las pinturas de Nicolas Poussin y Jean François de Troy después de las fuertes tormentas que azotaron la capital el 9 y 10 de julio, el agua se infiltró en varias áreas del museo incluyendo las salas de arte islámico y las galerías de pintura francesa del siglo XVII. Otras obras amenazadas por las filtraciones fueron los trabajos Georges de la Tour y Eustache Le Sueur, las cuales fueron posteriormente almacenadas en otro lugar como medida de salvaguardia.

    Según una declaración del museo, “el agua se filtró en el entrepiso del ala Denon (arte islámico y las zonas del Mediterráneo oriental), el primer piso del ala Sully (Salle des Sept-Cheminées, escaleras Henri IV) y el segundo piso de la Cour Carrée (en ciertas galerías de pintura francesas). “
     
    Las zonas afectadas permanecen cerradas mientras que los conservadores siguen evaluando el daño causado por las lluvias a dos obras de la serie de pinturas Four Seasons realizada por Poussin (Específicamente Spring y Autumn, 1660-64) y a Triumph of Mordecai de Jean François de Troy (1736). Todas las obras afectadas fueron posteriormente eliminadas de las salas por precaución.

     
    Mientras tanto, la Bibliothèque Nationale de France en París también sufrió después de que el agua goteara desde el techo en la sección de manuscritos medievales. “Nueve libros de 143 se siguen secando, los otros ya están de vuelta en las estanterías”, dijo a Le Monde el director de Sylviane Tarsot, quien agregó que el equipo de conservación planea restaurar 14 artículos.

    Vía: http://theartnewspaper.com