Equipo Tonic_

    La “Niña con Collar” de la artista mexicana Frida Kahlo, una pintura antigua cuyo paradero había sido un misterio durante 60 años, se vendió por US $ 1,81 millones en una subasta de arte latinoamericano de Sotheby’s. La “Niña con Collar” de Kahlo, que no había sido vista públicamente durante seis décadas, la adquirió un comprador europeo no identificado. El óleo de 1929 está entre las primeras 20  pinturas de las 143 pinturas de la artista mexicano, dijo Stein, jefe de arte latinoamericano de Sotheby’s.

    En éste trabajo figuran los sellos de los autorretratos de Kahlo, incluyendo las cejas aladas y una mirada frontal completa. Sin embargo la historia de la obra es peculiar, Kahlo murió a los 47 años en 1954. Al año siguiente, su viudo, el muralista Diego Rivera, dio “Niña con Collar” a uno de sus asistentes de estudio, que la colgó en su casa de California durante 60 años, según Stein. El trabajo salió a la luz cuando la ex ayudante de estudio, no identificada, de más de 90 años, contactó a Sotheby’s el verano pasado, dijo Stein.

    El representante Sotheby’s aclara que en los mercados internacionales de arte, las obras de Kahlo han sido más cotizadas que cualquier otro artista latinoamericano, una razón por la cual son tan valoradas es porque México prohibió su exportación durante varias décadas bajo leyes para conservar el patrimonio cultural del país. En mayo pasado,  por ejemplo, Christie’s vendió una pintura de Kahlo de 1939 por US $ 8 millones, un récord de subasta por su trabajo. Sotheby’s por su parte ha vendido en privado obras de Frida por más de 15 millones de dólares cada uno, dijo Dan Abernethy, un portavoz de la casa de subastas.

    De todas formas Frida no es la única que brilla, las obras del mexicano Rufino Tamayo y del colombiano Fernando Botero superaron todas las expectativas de ventas en la subasta. El líder de la venta fue “Sandías y naranja” de Tamayo, un óleo con arena sobre lienzo de 1957 y  propiedad de la estrella de cine Audrey Hepburn, se vendió por US $ 2,29 millones. Por su parte Botero recaudó US $ 1,82 millones por una escultura de bronce, “Man on a Horse”, así mismo por su “Homenaje a Bonnard”, una pintura desnuda a gran escala recaudó US $ 1,39 millones. “Vimos una serie de precios excepcionales para los gigantes del arte moderno latinoamericano”, dijo Axel Stein, comentando los 16,84 millones de dólares en ventas totales el pasado martes 22 de noviembre por la noche en Nueva York.